YIN YOGA

contacta

PRÓXIMOS EVENTOS

No hay eventos en la lista en este momento

qué es yin yoga

Yin Yoga permite profundizar en los aspectos más sutiles del hatha yoga. Dando espacio y tiempo, priorizando el estiramiento y la entrega a la corporeidad.

Expresa el lado más profundo y contemplativo del yoga, acercándonos a la meditación, la profundidad y la inmovilidad y trabaja con la energía opuesta al Yang Yoga que representa la acción, la superficialidad y el movimiento. En muchos casos el Yin Yoga representa la antítesis de lo que hoy concebimos como una típica clase de yoga. Yin Yoga es un enfoque en la práctica del yoga más tradicional; el hatha yoga.
Expresa el lado más profundo y contemplativo del yoga, acercándonos a la meditación, la profundidad y la inmovilidad y trabaja con la energía opuesta al Yang Yoga que representa la acción, la superficialidad y el movimiento. En muchos casos el Yin Yoga representa la antítesis de lo que hoy concebimos como una típica clase de yoga.
Desde la perspectiva oriental, las energías yin y yang son complementarias. Yin serán los tejidos conectivos (tendones, fascia y ligamentos) relativamente rígidos. Los aspectos que definen ésta energía es estable, inmóvil, femenino, pasivo, frío y en movimiento descendente. Por su parte, el yang es cambiante, móvil, masculino, activo, caliente y ascendente y se vincula a los músculos y la sangre más móviles y flexibles.

 

¿Y qué es lo que hace diferente?

  • Tiempo: Las asanas se sostienen durante un intervalo de tiempo mayor para permitir que el cuerpo se distienda naturalmente. Se trata de una profundización orgánica y progresiva en la asana que puede extenderse entre 2 y 5 minutos.
  • Trabajo corporal: Se centra en las fascias y el tejido conectivo más que en las cadenas musculares, y requiere que éstas estén relajadas en todo momento.
  • Meditación: A pesar de que es posible meditar con asanas de activación, yin yoga permite meditar en cada leve movimiento del cuerpo para desplazar la consciencia y la atención. Es un excelente ejercicio para observar rigidez, corazas musculares y patrones de pensamiento repetitivos.
  • Emociones: El yin yoga favorece la relajación progresiva y profunda, lo que lo hace ideal como práctica para personas con estrés o ansiedad.
  • Energía: El Yin Yoga permite que el prana, o energía vital se movilice libremente a través de los canales energéticos llamados meridianos (filosofía china) o nadis (filosofía ayurvédica).

Beneficios del Yin Yoga

Nivel corporal

Para ayudar a mantener las asanas se utilizan soportes como ladrillos, cojines o mantas. En bioneuroemoción las fascias y el tejido conectivo se corresponden con la segunda etapa biológica, la de protección, y nos conecta con las emociones básicas de hogar y supervivencia. Relajar de forma consciente el acorazamiento muscular influye positivamente en nuestra forma de procesar la información del exterior y de integrar emocionalmente nuestras experiencias. Además éste tipo de ejercicio resulta óptimo para movilizar nuestras articulaciones y contribuye a evitar el debilitamiento óseo. El mantenimiento de las fascias y el tejido conectivo flexible, nos ayuda a percibir nuestro cuerpo liviano.
Mejora tu flexibilidad al permitir que se estiren profundamente los músculos
Mejora el estado de nuestras articulaciones aportando mayor circulación de líquido sinovial
Relaja profundamente el sistema nervioso

 Nivel Mental

Nos permite adentrarnos en un estado de meditación profunda donde nuestro cuerpo acompaña al proceso mental. El objetivo es soltar en profundidad los tejidos conjuntivos y las articulaciones para eliminar todas las tensiones acumuladas al largo del día, vaciar la mente y reequilibrar la energía.

Nivel emocional

Es una práctica regeneradora ya que se realiza con el mínimo esfuerzo muscular y da la oportunidad al cuerpo para abrir, suavizar y dejar tensiones sin mucha inversión de energía. Es una práctica recomendadísima para equilibrar nuestras vidas que están demasiado ocupadas ya que a través de las asanas no dispone física y mentalmente a volvernos más receptivos, cediendo a la gravedad, relajandonos y abriéndonos con aceptación, liberándonos de la necesidad de metas, rindiéndonos al ahora.

Nivel energético

La nutrición profunda energética a través del prana permite revitalizar los órganos, pacificar la mente y además de trabajar sobre la estructura del tejido conectivo, tendones y ligamentos.

    Tienes madera de Yinster? Para quienes se recomienda

    Es ideal para personas con problemas de estrés ya que ayuda a templar las emociones y a soltar las tensiones asociadas a cada órgano. También es ideal para personas que sufren dolores de espalda y cadera. A nivel físico, proporciona una mayor flexibilidad, un alivio de las articulaciones y de los ligamentos y una mejor circulación de la sangre.
    El Yin Yoga puede ser una experiencia meditativa fantástica dividida en series de meditaciones cortas de 5 minutos. Los cambios en las asanas nos transportan internamente manteniendo la mente enfocada sin perdernos en el exceso de acción que podría implicar una práctica dinámica de Yoga. Nos ofrece a través de la quietud externa de cada postura un viaje interno único a explorar.

     

    Próximos Eventos

    ¿MÁS INFO?

    4 + 1 =

    PREGUNTAS FRECUENTES

    ¿Qué significa Yin?

    Todo en el Universo tiene sus opuestos: este es el postulado principal en la filosofía de Yin y Yang. En China, el círculo Yin-Yang se llama círculo de existencia: «Tai Shi». Administrada por la Luna, la energía de Yin es receptiva y lenta, asociada con lo femenino. Siempre se mueve hacia abajo, por lo tanto, se representa como una gota invertida negra en el símbolo Yin-Yang. El color negro simboliza una comprensión interna e intuitiva de toda la complejidad de la vida.

    En cada uno de nosotros, independientemente del género, existen energías, tanto femeninas (Yin) como masculinas (Yang) y del equilibrio de éstas energías depende el equilibrio físico, emocional y mental. Cuando designamos como femenino, no nos referimos al género, sino al tipo de energía. La energía yin no es manifiesta, se vincula a la oscuridad, crepúsculo, receptividad, lo oculto y misterioso, ya que la naturaleza de la energía yin es profunda e inconsciente en nosotros, todo lo que está oculto en las profundidades de nuestra psique, conciencia y alma. La energía yang y su principio masculino, por el contrario, es todo manifiesto, es el poder de la mente, mientras que el femenino es el poder de la intuición y las emociones.

    El principio de fluidez y flexibilidad corresponden al principio femenino, a la energía yin, de ahí que las cualidades y comportamientos como la gentileza, la aceptación, la ternura, la capacidad de perdonar y aceptar, correspondan al principio de no acción, acción pasiva, acción interna. El principio de actividad, acción energética, fuerza de acción, espíritu de lucha, capacidad de implementación, coraje, racionalidad, lógica, razón y pensamiento técnico corresponden al principio masculino, o energía yang.

    Yin, la energía femenina corresponde a:

    • Inacción
    • La capacidad de desear desinteresadamente
    • La creatividad
    • Apaciguamiento
    • Centrarse en el proceso
    • Fe
    • Incondicionalidad
    • Confianza
    • Amabilidad
    • Cuidado
    ¿Cuál es la filosofía del Yin yoga?

    Al practicar clases de yin yoga, se deben observar una serie de principios:

    • Observar a un ritmo y nivel de intensidad cómodo
    • Escoger ropa cómoda, suelta y cálida para la práctica
    • Realizar ejercicios conscientemente, con absoluta presencia en el cuerpo
    • Controlar la respiración y observar las emociones sin apego
    • Mantener cada asana durante un tiempo mayor al habitual en otros tipos de yoga
    • Entrar y salir con máximo cuidado y presencia de las asanas.
    ¿Cuál es la historia del Yin Yoga?

    El Yin Yoga tiene sus orígenes en un estilo antiguo que se ha practicado durante muchos siglos en Asia. Este sistema es una simbiosis de las culturas india y china. Otro nombre con el que es conocido es yoga taoísta. Bebe del Hatha Yoga y el Taoísmo. Los antiguos maestros de Kung Fu enseñaban yoga a sus pupilos para activar el movimiento de energía en el cuerpo, lo que contribuyó al mejor desarrollo de las artes marciales por parte de los estudiantes. Esta tendencia yóguica adquirió un aspecto moderno en la década de 1980 de la mano de Paul Grilley. Grilley era estudiante del profesor de yoga taoísta y especialista en artes marciales Pauli Zink. Además enseñaba Ashtanga y Bikram Yoga y contaba con su propio estudio de yoga. En 1989, Grilley conoció a Hiroshi Motoyama, un erudito y yogui japonés, que había investigado la fisiología de la medicina tradicional china y había escrito mucho sobre la fisiología de los meridianos y el qi o la energía sutil. Relacionó estos conceptos de la medicina china con los de la filosofía yóguica hindú, que identificaba nadis y los chakras como canales para el prana que fluye a través de ellos. Grilley creó secuencias yin con objetivos similares a los de un acupunturista fusionando ambas teorías profundizando en la práctica estática y la ejecución de asanas al aire libre. Una de las estudiantes de Paul, Berkeley Sarah, aprendió los principios básicos del yoga taoísta y comenzó a enseñar yoga, enfatizando la ejecución de las asanas estáticas y denominando a sus lecciones «yin yoga». Un año después, Paul Grilley publicó su propio libro, titulado «Yin Yoga: hablando de las prácticas principales». Paul Grilley clasifica las prácticas de desarrollo muscular como el elemento del yang, y las prácticas centradas en el tejido conectivo como el elemento del yin.

    Abrir chat
    X